BALEARES
Los peores en Lengua Castellana
Baleares es la autonomía con menos 'sobresalientes': sólo el 1,58% sacó una calificación superior al 9.
elmundo.es 13/08/2018 - 10:12:59

Los alumnos de selectividad de las Islas tienen la nota más baja en español, un 5,78 frente al 6,25 de media

Baleares es la autonomía con menos 'sobresalientes': sólo el 1,58% sacó una calificación superior al 9

"Es que no sé hablar bien castellano". Fue la excusa que puso Baltasar Picornell, el presidente del Parlament balear, después de liarla tergiversando las palabras del Rey Felipe VI en una conversación institucional hace unos días. El podemita admitió sin sonrojarse que su capacidad de expresión en español era bastante limitada. ¿Es Balti un caso anecdótico o la imposición del catalán en la educación de las Islas está rebajando los conocimientos de español en Baleares? EL MUNDO busca la respuesta en los datos de Selectividad, que comparan los resultados académicos con el resto de autonomías.

El ranking, un año más, deja en mal lugar al sistema educativo de las Islas, que obtiene la peor nota media de castellano de toda España con un 5,78, lejos del 6,25 de nota media. Le sigue de cerca con un 5,85 Castilla y León, una región que precisamente achaca los malos resultados a que su examen de Selectividad es el más difícil. Las voces críticas aseguran que estos listados no serán fiables hasta que no haya una única prueba para todos los estudiantes españolas y la tabla de medir sea la misma.

Sin olvidar la enorme diversidad de estas pruebas, los últimos datos del Ministerio de Educación sobre la mesa -correspondientes al curso 2016-17- constatan que los baleares, junto con los castellanoleoneses, son los únicos estudiantes que no llegan al bien.

Tampoco alcanzan la nota media la Comunidad de Madrid (6,03), País Vasco (60.3), la Comunidad Valenciana (6,07), Andalucía (6,19), Aragón (6,20), Asturias (6,21) y La Rioja (6,24), todas por debajo del 6,25. En cambio, los canarios (7,46), los catalanes (6,53) y los extremeños (6,48) sacaron las mejores calificaciones en los exámenes de lengua castellana.

Además de tener la nota media más baja del país, Baleares es el farolillo rojo en cuanto a alumnos excelentes. Sólo el 1,58% sacó sobresaliente en español. Dicho en otras palabras, sólo uno de cada 100 tiene un dominio prácticamente perfecto, muy lejos del 7,07% de media española. Le siguen La Rioja (2,98%), Navarra (3,76%) y País Vasco (4,10%). Canarias vuelve a encabezar los mejores resultados con un destacable 23,99%, lo que significa que 1 de cada 4 alumnos sacaron más de un nueve en la asignatura de castellano, y en segundo lugar se sitúa Extremadura (11,70%) y le siguen Asturias (9,61), Castilla-La Mancha (9,59%) y Andalucía (8,46%). El resto de autonomías no llega a la media española.

Las malas noticias no acaban ahí y Baleares también lidera los suspensos en la prueba de acceso a la universidad en la asignatura de castellano, con un 28,15%. Es decir, que está a la cabeza en malas notas -ocupa tercer lugar- teniendo en cuenta la distribución porcentual por nota obtenida de entre 0 y 5. El 23,91% de los alumnos baleares presentados sacó una calificación no alcanzan un nivel suficiente. Sólo sacaron peores notas que ellos los castellanoleoneses (31,56%) y los madrileños (25,42%), por debajo de la media situada en un 20,52%.

La imposición del catalán en las aulas de Baleares, reforzada desde el curso 2015-16 por el Ejecutivo de la socialista Francina Armengol con un decreto que minimiza el castellano e impulsa la inmersión lingüística en los centros educativos, contradice el argumento del conseller Martí March de que los alumnos acaban la educación obligatoria con buen nivel de catalán y castellano.

Mientras en castellano deja mucho que desear, en catalán los baleares sacan mejores notas (un 6,82) que los catalanes (6,23) y que los valencianos (6,57). Es decir, que el nivel de lengua catalana es superior al de español -más de un punto- ya que en catalán sacan un 6,82 de nota media, rozando el notable, mientras en castellano no llegan al bien (5,78).

Mientras tanto, el Govern mantiene su intención de blindar la inmersión lingüística en una futura ley educativa autonómica porque dice que es el mejor modelo de enseñanza. Para ello se ha rodeado de un comité de expertos afines que descartan un trilingüismo equilibrado, como el que quería implantar el PP en la anterior legislatura, por ser "inadecuado".

"La experiencia acumulada hasta ahora sobre la enseñanza y los resultados objetivamente evaluados demuestra que el modelo lingüístico que proporciona un mayor dominio simultáneo y equilibrado del castellano y el catalán es aquel en el que el catalán tiene un uso muy mayoritario o casi exclusivo en las actividades escolares", argumenta. Y propone una presencia "muy superior" al castellano y "casi exclusiva" en las actividades escolares. Los Baltis no le preocupan.

«Lo de canarias es pedagógicamente imposible»

La diversidad es enorme en los exámenes de Historia de España, si los comparamos entre las distintas comunidades autónomas. "Ello se debe, en gran parte, a la normativa del ministerio, que es tan amplia que permite hacer cualquier cosa prácticamente". Así lo entiende el decano de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universitat de les Illes Balears (UIB), Miquel Deyá, quien cuenta con una dilatada experiencia como corrector de los exámenes de selectividad de esta asignatura. Una materia de la que se examinan todos los alumnos desde la implantación de la Lomce.

El catedrático afirma que el examen de Andalucía es el más fácil porque tiene unas preguntas cortas tan sencillas "que es imposible discriminar al muy buen alumno, del bueno, del regular, del malo y del muy malo".

A los andaluces, le siguen los catalanes y los vascos. Todos ellos son "previsibles". ¿Y el mejor? No tiene dudas:Castilla y León, porque es el que más se adapta a la normativa de las pruebas.

Por su parte, Canarias - muy cuestionada por sus destacables buenos resultados-, hace preguntas muy concretas y la selección es correcta. Sin embargo, que un tercio de los estudiantes saque más de un 9 es algo "estadística y pedagógicamente imposible", mantiene Deyá, que no tiene dudas de que los canarios caen en errores en los criterios de corrección.

Deyá se suma a la petición de Castilla y León de hacer todos la misma prueba. «Si hay distrito único parece razonable que la prueba que da ingreso a ese distrito también lo sea, aunque no solventaría del todo el problema de los criterios de corrección».

Menos excelentes y más suspensos en catalán este año

  • Los sobresalientes pasan de 8,2% al 6,1% en el examen ordinario pero en la 'repesca' se duplican

Los resultados de castellano de los alumnos de selectividad este curso 2017-18 han mejorado levemente, aunque las cifras eran especialmente dramáticas, pues Baleares lideraba el ranking de peor nota y menos alumnos brillantes (con una nota media superior al 9) en esta asignatura. Si el año pasado hubo un 29% de suspensos, este año han bajado al 18,9%, eso supone 323 aprobados más en la convocatoria ordinaria del mes de junio de 2018.

El número de estudiantes que obtuvieron un sobresaliente también se ha incrementado, al pasar de un 2,2% -el más bajo de España- al 3,8%. En el curso 2016-17, hubo 76 de un total de 3.502 estudiantes presentados; este curso superan el centenar con 141 de un total de 3.663. Sin embargo, aún están muy lejos de los 220 excelentes en catalán de este curso.

El Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades, que desde el cambio de gobierno lleva los datos de las Pruebas de Acceso a la Universidad (PBAU), no ha facilitado los resultados del resto de autonomías a este diario, por lo que ha sido imposible compararlos y constatar si están en la media española o Baleares vuelve a ser el farolillo rojo.

En cualquier caso, los datos facilitados por la Universitat de les Illes Balears (UIB) certifican una leve mejoría en lengua castellana con respecto al año pasado que choca con el empeoramiento del catalán, que este año ha tenido más suspensos y menos alumnos excelentes.

El 18,8% de los estudiantes de selectividad suspendió hace un año (654 de un total de 3.470) pero en las últimas pruebas la tasa ha subido al 21,8% (790 de los 3.620), un 3% más.

También han menguado los alumnos que dominan la lengua autóctona de las Islas, al pasar de un 8,2% al 6,1%. Si el curso pasado hubo 286 sobresalientes, ahora hay 220.

Los resultados empeoran notablemente en la prueba extraordinaria -que este curso se ha adelantado de septiembre a julio, por primera vez en Baleares-. La convocatoria de julio arroja peores datos, especialmente en castellano, donde más de la mitad de los presentados -algunos para subir nota- suspende:un 52,3% frente al 44,4% del año anterior. El número de excelentes es ínfimo:pasa de 1a 2, un 0,2%.

En catalán fue mejor la repesca. Pasó de un 44,1% de suspensos en la convocatoria de 2016-17 a un 40,8% en la de este año. Y los excelentes se duplican: pasan de 7 a 14, de un 1,1% al 1,7%.


Reciente
Visto
Comentado