Puede implicar problemas ginecológicos, sexuales, reproductivos y obstétricos.
El Govern impulsa un protocolo para prevenir y atender la mutilación genital femenina porque en Baleares hay 2.800 mujeres y 900 niñas y jóvenes procedentes de países africanos donde se les practica
Gobierno pone voluntad política y recursos para actuar de una forma verdaderamente transversal y estratégica ante las violencias machistas, porque sabemos que es la única manera de hacerlo de una forma efectiva”.
AGENCIA MANACORNOTICIAS 21/03/2018 - 11:15:00
En 2015, según datos del Instituto de Estadística de las Illes Balears, en la comunidad autónoma había 2.804 mujeres y 899 niñas y jóvenes de entre 14 y 19 años procedentes de países africanos donde se practica.

El Govern impulsa un protocolo para prevenir y atender la mutilación genital femenina. El documento facilita que los profesionales de la salud, la educación y el ámbito social puedan actuar de manera coordinada y multidisciplinar. Según datos de 2015, en Balears existen cerca de 2.800 mujeres y 900 niñas y jóvenes procedentes de países africanos donde se practica la mutilación

El Govern de las Illes Balears, a través de la Conselleria de Salud y en coordinación con las de Presidencia, Servicios Sociales y Cooperación, y Educación y Universidad, ha impulsado un protocolo de prevención y atención de la mutilación genital femenina, cuyo objetivo es establecer un marco de coordinación de los sistemas sanitario, educativo y social para evitar, atender y realizar un seguimiento de esta práctica reconocida internacionalmente como una violación de los derechos humanos de las niñas y las mujeres y que refleja una desigualdad entre sexos muy arraigada.

una explicación de la situación en Balears; pautas y circuitos de intervención coordinada según la situación de la niña o mujer afectada o en riesgo, así como un apartado relacionado con la cirugía reparadora.

La mutilación genital femenina consiste en la ablación total o parcial de los órganos genitales externos o cualquier daño en los genitales femeninos causados por razones culturales u otras y no con fines terapéuticos. La consellera de Salud ha explicado que esta práctica puede tener graves consecuencias inmediatas y también a lo largo de la vida de la mujer. Así, a corto plazo puede causar hemorragias, infecciones, septicemia, tétanos, entre otros problemas; a medio plazo puede derivar en anemias severas, infecciones genitourinarias recurrentes, VIH, etc., y a largo plazo puede implicar problemas ginecológicos, sexuales, reproductivos y obstétricos.

En 2015, según datos del Instituto de Estadística de las Illes Balears, en la comunidad autónoma había 2.804 mujeres y 899 niñas y jóvenes de entre 14 y 19 años procedentes de países africanos donde se practica tradicionalmente la mutilación genital. Para proteger a dicho colectivo y ofrecer pautas de actuación a los profesionales ante la sospecha de riesgo o confirmación de la mutilación se ha elaborado este documento con la colaboración de las direcciones generales de Planificación y Servicios Sociales, de Menores y Familia, el Instituto Balear de la Mujer, el Servicio de Salud y la Dirección General de Innovación y Comunidad Educativa.

Este trabajo conjunto se explica porque “si bien la detección de una mujer con mutilación o una niña en riesgo de padecerla se produce a menudo dentro del ámbito de la sanidad, el tratamiento debe realizarse de una forma interdisciplinar con la participación de profesionales de diferentes ámbitos, como servicios sociales, mediación intercultural, educación social, justicia, organismos de igualdad, policía y asociaciones civiles”. Así lo ha manifestado la consellera de Salud, Patricia Gómez, durante la presentación del protocolo, en la que también han participado la consellera de Presidencia, Pilar Costa; la directora general de Salud Pública y Participación, Maria Ramos, y la directora del Instituto Balear de la Mujer, Rosa Cursach.

El documento —del que Salud ya ha distribuido cerca de 600 copias entre centros de salud, hospitales, otros dispositivos asistenciales de Balears y diferentes instituciones y asociaciones— ha sido elaborado por la Coordinación de Salud y Género y recoge información diversa, tal como la definición y tipología de mutilación genital femenina; un estudio sobre el alcance de dicha práctica en el mundo y los argumentos con los que se perpetúa; una explicación de la situación en Balears; pautas y circuitos de intervención coordinada según la situación de la niña o mujer afectada o en riesgo, así como un apartado relacionado con la cirugía reparadora.

La consellera Pilar Costa ha destacado que este protocolo cumplimenta una de las iniciativas previstas en el Plan de Medidas Contra las Violencias Machistas 2017-2020 que se encuentra en fase de ejecución con un alto grado de cumplimiento, por lo que ha dicho: “Se demuestra que este Gobierno pone voluntad política y recursos para actuar de una forma verdaderamente transversal y estratégica ante las violencias machistas, porque sabemos que es la única manera de hacerlo de una forma efectiva”.

Por ello, Costa ha remarcado la coordinación entre cuatro consellerias del Govern para elaborar este protocolo como muestra de la ejecución del Plan de Medidas Contra las Violencias Machistas, por medio de 6 líneas estratégicas, 23 objetivos fijados y 135 medidas por desarrollar. La dotación presupuestaria del Govern para este Plan hasta el año 2020 es de 13,6 millones de euros, lo que representa un incremento del 72,3 % en los recursos que se tenían previstos hasta ahora para la aplicación de medidas en dicha materia. La directora general de Salud Pública y Participación ha destacado que en el protocolo de actuación se consideran fundamentales la coordinación, participación y formación y sensibilización de los profesionales, pero no sólo en la cuestión específica de la mutilación genital femenina, sino de forma más amplia. 

¿Te ha parecido interesante la noticia?

 Sí  No
Reciente
Visto
Comentado